viernes, 12 de mayo de 2017

Vídeo tutorial de una súper tarjeta de un tamaño extraordinario!

¡Hola! Soy isa de Happy Cardmaking y aquí estoy de nuevo con un proyecto de tarjetería diferente a lo que hago normalmente. El tamaño es mucho mayor, la base de la tarjeta es una cartulina de tamaño americano doblada a la mitad. Y he añadido unas solapas para adherir fotografías. Vamos al grano, aquí está el vídeo tutorial:






Se trata de una tarjeta para una amiga por su cumpleaños. Mi intención era incluir fotos de diferentes cosas que hemos pasado juntas en todos nuestros años de amistad. Pero a mitad de proyecto me encontré con la realidad: no somos muy de selfies y tenemos poquísimas fotos juntas. De hecho todavía no he conseguido encontrar una que está hecha con carrete y todo. Por eso se queda ese hueco vacío a la espera de tener suerte en mi búsqueda.
Veréis que las he tapado con papel porque no me gusta compartir en Internet fotos de personas sin su permiso. Perdonad si os molesta.

He utilizado dos papeles de la colección Magic Day. En concreto, elegí Smile with me y Remember this day. Esta colección me ha sorprendido por sus tonos pastel y por lo repleta de mínimos detalles que hacen tan precioso su diseño. Me daba hasta pena estampar encima porque ya de por sí tiene infinidad de capas creativas.


Además, todos los chipboards utilizados perteneces a las últimas novedades presentadas por Kora Projects. Echadle un ojo porque no os arrepentiréis. Para esta tarjeta pensé que quedaban estupendamente las maderas del set Flor de eneldo y rama silvestre redondeada. También me ha encantado el marco boho con flecha y el texto Siempre juntos. En este último, como con la tipografía no queda totalmente claro si es una o o una a, me decidí a incluir a modo de Siempre juntas. Sin darle más vueltas.



Para adherir todos los papeles opté por cinta de doble cara. Así me aseguro que nada se mueve pese a que pueda incluir mucha decoración que aumente el peso del proyecto. Para las maderitas, siempre uso el pegamento Tombow Mono Liquid Glue porque las adhiere genial y si se sale algo el acabado es mate y no se nota tanto. Pero cuando hay relieves prefiero el Tacky Glue. Pongo un poquito en un trozo de cartulina y lo añado con un palito de hacerse la manicura. Esto me ayuda a controlar la cantidad de pegamento a la perfección.
Apliqué tintas sobre los chipboards, tanto la dorada como la blanca. Es una técnica sencilla para transformar las maderas en función de las necesidades de nuestro proyecto. En este caso era una tinta de pigmento y una tinta dye. Solo hay que tener en cuenta que las de pigmento pueden manchar aunque se haya secado. En este caso solo me quedaba el dedo dorado si frotaba mucho (hice pruebas para que no manchara el papel al estar en contacto cuando la tarjeta está cerrada.
Sé que este proyecto es sencillo si lo comparamos con los álbumes que han realizado algunas compañeras del equipo, por ejemplo. Para mí ha sido todo un reto porque habitualmente no trabajo con fotografías ni en un tamaño tan grande. Y no quería caer en añadir sin parar elementos decorativos, buscaba un resultado más limpio en el que se pudiese apreciar la preciosidad de papeles utilizados. Y creo que lo he conseguido.
Para mí la tarjetería tiene como origen y principal objetivo hacer feliz a la persona que la recibe. Por eso me encanta crear tarjetas personalizadas pensando en esa persona aunque, a veces, resulte mucho más complicado.

Espero que os guste y que os ayude a inspiraros. Muchas gracias y nos vemos pronto por aquí.
isa

3 comentarios:

  1. Una preciosidad de tarjeta,Isa!éste sábado celebramos el cumple de una de mis mejores amigas y con tu permiso,te voy a coger prestada la idea.;)

    ResponderEliminar
  2. Es requetebonita, Isa. Un trabajo precioso!!!!

    ResponderEliminar